¿Cómo puede ayudar un buen briefing a una marca?

Portada

El briefing es el santo grial de todas las agencias de comunicación, marketing y publicidad. Un buen briefing proporciona información clave de la marca a la hora de trazar una estrategia. Cuanto más trabajado y detallado esté, más alineada estará la estrategia a las necesidades de la marca. Parece un proceso sencillo, con un propósito muy claro, pero sobre el que todavía queda cierto margen de mejora.

Entre determinados clientes todavía existe el recelo a compartir información que las agencias estimamos vitales para el planteamiento de la estrategia sin la que, difícilmente, se puede plantear un plan estratégico que tenga que ver con la marca, sus valores y necesidades actuales.

¿A qué nos referimos con un “buen” briefing? Arrancaría destacando la claridad, concisión y precisión de la información y dando siempre opción a resolver dudas en una segunda sesión, ya sea presencial, telefónica o por email. Un buen briefing debe responder de forma clara, concisa y concreta a las siguientes cuestiones: qué quiero hacer, para qué, cuándo lo quiero hacer y de qué medios dispongo para hacerlo.

Imagen2

El presupuesto es otro de los puntos que suele generar cierta confusión y, al igual que el resto de cuestiones, arroja mucha información sobre la envergadura del proyecto que la marca tiene en mente. Siempre es recomendable compartir una horquilla presupuestaria aproximada ya que, de esta manera, la agencia puede diseñar una estrategia que vaya en línea con el momento actual de la marca.

El briefing es el punto de partida de la planificación estratégica por lo que, cuanto más alineado esté el conocimiento de la agencia con los valores y necesidades de la marca, más cerca estará el plan estratégico de cumplir con sus expectativas y objetivos.

María García de Ceca

Managing Director

@mdececa

 

Deja tu comentario