¿Qué está pasando con Instagram?

Portada

Las redes sociales, y especialmente Instagram, se han convertido en un universo paralelo en el que marcas y usuarios interactúan para estar a la vanguardia y seguir las tendencias del mercado actual. Cada día, miles de usuarios se conectan para ver novedades de moda, conocer algo más sobre sus ídolos o estar al tanto de todo lo que ocurre en su círculo de amigos más cercanos. Pero, ¿qué está pasando con el Instagram que conocimos en 2010 cuando se creó?

La red social por excelencia ha generado un nuevo negocio en el mundo del marketing digital con el objetivo de alcanzar nuevas audiencias a través de grandes referentes. Este año el gasto en marketing de influencers ha experimentado un crecimiento notable y los anunciantes han perdido casi 1.300 millones de euros, cifra que se estima que aumente en el próximo año.

El problema que se genera hoy en día es que se ha convertido en habitual, la compra de seguidores por parte de los influencers que saben que, cuántos más seguidores tienen, hay mayores posibilidades de contratación.

Una práctica ilegítima que ocasiona pérdidas sustanciosas a las marcas, y el impacto de sus anuncios y campañas, a un número muy alto de seguidores falsos que no generan ningún tipo de resultado. Como consecuencia baja la confianza en el influencer, que pierde su reputación, así como de las marcas que les contratan.

Imagen1

Por otro lado, la caída del engagement y alcance propiciada por el nuevo algoritmo de Instagram y ‘el agotamiento’ de esta red social se ha visto más reflejada en los macro influencers que en los micro, que siguen teniendo una respuesta elevada. Además, los feeds están cada vez más saturados y a los influencers les cuesta mucho más llamar la atención en sus posts, en especial, en aquellos por los que las marcas pagan.

¿Cuál es la última novedad que debemos tener en cuenta? La estrecha relación de los ‘likes’ de Instagram con los problemas de salud mental según docenas de estudios publicados recientemente. Eso ha llevado a los creadores de la red social a hacer un cambio en el objetivo del formato, que siempre había sido llegar a tener la mayor cantidad de likes posibles.

Imagen2

Desde hace unos días se ha empezado a experimentar con una primera versión en la que se eliminan los ‘me gusta’ de cada post en países como Canadá y Australia, y en las próximas semanas en Nueva Zelanda, Brasil, Japón, Italia e Irlanda. Los likes no podrán ser vistos por el resto de usuarios pero sí por el autor de la publicación; todo ello para que los seguidores se centren más en el contenido subido, algo que ha desconcertado a la comunidad de la plataforma. ¿Cuál será el siguiente paso con el que nos sorprenderá Instagram?

 

Claudia de Juan Garrido

Digital Executive

@claudiadejuan

Deja tu comentario