UGG LANZA SU SEGUNDA COLECCIÓN SOSTENIBLE

La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores

La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores

"Añade aquí tu texto de cabecera"

La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores La firma australiana UGG presenta la nueva colección AW21/22 que, fabricada en materiales neutros en carbono, se convierte en una de las claves de su compromiso con la sostenibilidad.  En este viaje “hacia un futuro más regenerativo” en el que UGG afirma encontrarse, la integración de materiales sostenible e innovadores

MÁS BLOG

¿Necesitas más
información?

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Decidida a poner el acento sobre la responsabilidad medioambiental que la industria de la moda tiene, la modelo hace suya la frase de Jacques Cousteau: «La única y verdadera esperanza de la especie humana es el mar».

El simple hecho de pasear junto a la orilla del mar y sentir el roce del agua en los pies es suficiente para que a Blanca Padilla (Madrid, 1995) se le ilumine la cara. Ha pasado el día trepando entre las rocas rojizas de la playa ibicenca de Cala Conta durante la sesión de fotos que ilustra este reportaje y, lejos de notar cansancio, reconoce que se siente revitalizada. «El mar me transmite una energía muy poderosa. He crecido viendo la fascinación que despertaba en mi madre y cómo se transforma cada vez que está cerca. Le resulta sanador, y a mí me pasa lo mismo», reconoce la modelo.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Chaleco y pantalones de Stella McCartney, top de American Vintage, y pendientes, pulsera y anillo de Olga Prieto.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Contemplar el mar le produce impresión y respeto a partes iguales, de ahí que haya decidido dedicar todos sus esfuerzos a aprovechar su visibilidad como personaje público para despertar conciencias sobre su protección. «Es una fuente de vida fabulosa y no nos damos cuenta de hasta qué punto lo estamos dañando. Recuerdo especialmente el momento en el que fui consciente de esta realidad durante un viaje a un parque natural de México. No era una playa turística y, como nadie se encargaba de tenerla limpia para los visitantes, amaneció cubierta por una marea de plásticos. No pude evitar ponerme a llorar y decidí que era urgente tomar partido», cuenta.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Poncho, collar y sandalias de tiras de Etro y colgante de Pilar Rico.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Decidida a poner el acento sobre la responsabilidad medioambiental que la industria de la moda tiene, la modelo hace suya la frase de Jacques Cousteau: «La única y verdadera esperanza de la especie humana es el mar».

El simple hecho de pasear junto a la orilla del mar y sentir el roce del agua en los pies es suficiente para que a Blanca Padilla (Madrid, 1995) se le ilumine la cara. Ha pasado el día trepando entre las rocas rojizas de la playa ibicenca de Cala Conta durante la sesión de fotos que ilustra este reportaje y, lejos de notar cansancio, reconoce que se siente revitalizada. «El mar me transmite una energía muy poderosa. He crecido viendo la fascinación que despertaba en mi madre y cómo se transforma cada vez que está cerca. Le resulta sanador, y a mí me pasa lo mismo», reconoce la modelo.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Chaleco y pantalones de Stella McCartney, top de American Vintage, y pendientes, pulsera y anillo de Olga Prieto.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Contemplar el mar le produce impresión y respeto a partes iguales, de ahí que haya decidido dedicar todos sus esfuerzos a aprovechar su visibilidad como personaje público para despertar conciencias sobre su protección. «Es una fuente de vida fabulosa y no nos damos cuenta de hasta qué punto lo estamos dañando. Recuerdo especialmente el momento en el que fui consciente de esta realidad durante un viaje a un parque natural de México. No era una playa turística y, como nadie se encargaba de tenerla limpia para los visitantes, amaneció cubierta por una marea de plásticos. No pude evitar ponerme a llorar y decidí que era urgente tomar partido», cuenta.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Poncho, collar y sandalias de tiras de Etro y colgante de Pilar Rico.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Decidida a poner el acento sobre la responsabilidad medioambiental que la industria de la moda tiene, la modelo hace suya la frase de Jacques Cousteau: «La única y verdadera esperanza de la especie humana es el mar».

El simple hecho de pasear junto a la orilla del mar y sentir el roce del agua en los pies es suficiente para que a Blanca Padilla (Madrid, 1995) se le ilumine la cara. Ha pasado el día trepando entre las rocas rojizas de la playa ibicenca de Cala Conta durante la sesión de fotos que ilustra este reportaje y, lejos de notar cansancio, reconoce que se siente revitalizada. «El mar me transmite una energía muy poderosa. He crecido viendo la fascinación que despertaba en mi madre y cómo se transforma cada vez que está cerca. Le resulta sanador, y a mí me pasa lo mismo», reconoce la modelo.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Chaleco y pantalones de Stella McCartney, top de American Vintage, y pendientes, pulsera y anillo de Olga Prieto.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Contemplar el mar le produce impresión y respeto a partes iguales, de ahí que haya decidido dedicar todos sus esfuerzos a aprovechar su visibilidad como personaje público para despertar conciencias sobre su protección. «Es una fuente de vida fabulosa y no nos damos cuenta de hasta qué punto lo estamos dañando. Recuerdo especialmente el momento en el que fui consciente de esta realidad durante un viaje a un parque natural de México. No era una playa turística y, como nadie se encargaba de tenerla limpia para los visitantes, amaneció cubierta por una marea de plásticos. No pude evitar ponerme a llorar y decidí que era urgente tomar partido», cuenta.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Poncho, collar y sandalias de tiras de Etro y colgante de Pilar Rico.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Decidida a poner el acento sobre la responsabilidad medioambiental que la industria de la moda tiene, la modelo hace suya la frase de Jacques Cousteau: «La única y verdadera esperanza de la especie humana es el mar».

El simple hecho de pasear junto a la orilla del mar y sentir el roce del agua en los pies es suficiente para que a Blanca Padilla (Madrid, 1995) se le ilumine la cara. Ha pasado el día trepando entre las rocas rojizas de la playa ibicenca de Cala Conta durante la sesión de fotos que ilustra este reportaje y, lejos de notar cansancio, reconoce que se siente revitalizada. «El mar me transmite una energía muy poderosa. He crecido viendo la fascinación que despertaba en mi madre y cómo se transforma cada vez que está cerca. Le resulta sanador, y a mí me pasa lo mismo», reconoce la modelo.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Chaleco y pantalones de Stella McCartney, top de American Vintage, y pendientes, pulsera y anillo de Olga Prieto.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Contemplar el mar le produce impresión y respeto a partes iguales, de ahí que haya decidido dedicar todos sus esfuerzos a aprovechar su visibilidad como personaje público para despertar conciencias sobre su protección. «Es una fuente de vida fabulosa y no nos damos cuenta de hasta qué punto lo estamos dañando. Recuerdo especialmente el momento en el que fui consciente de esta realidad durante un viaje a un parque natural de México. No era una playa turística y, como nadie se encargaba de tenerla limpia para los visitantes, amaneció cubierta por una marea de plásticos. No pude evitar ponerme a llorar y decidí que era urgente tomar partido», cuenta.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Poncho, collar y sandalias de tiras de Etro y colgante de Pilar Rico.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Decidida a poner el acento sobre la responsabilidad medioambiental que la industria de la moda tiene, la modelo hace suya la frase de Jacques Cousteau: «La única y verdadera esperanza de la especie humana es el mar».

El simple hecho de pasear junto a la orilla del mar y sentir el roce del agua en los pies es suficiente para que a Blanca Padilla (Madrid, 1995) se le ilumine la cara. Ha pasado el día trepando entre las rocas rojizas de la playa ibicenca de Cala Conta durante la sesión de fotos que ilustra este reportaje y, lejos de notar cansancio, reconoce que se siente revitalizada. «El mar me transmite una energía muy poderosa. He crecido viendo la fascinación que despertaba en mi madre y cómo se transforma cada vez que está cerca. Le resulta sanador, y a mí me pasa lo mismo», reconoce la modelo.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Chaleco y pantalones de Stella McCartney, top de American Vintage, y pendientes, pulsera y anillo de Olga Prieto.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Contemplar el mar le produce impresión y respeto a partes iguales, de ahí que haya decidido dedicar todos sus esfuerzos a aprovechar su visibilidad como personaje público para despertar conciencias sobre su protección. «Es una fuente de vida fabulosa y no nos damos cuenta de hasta qué punto lo estamos dañando. Recuerdo especialmente el momento en el que fui consciente de esta realidad durante un viaje a un parque natural de México. No era una playa turística y, como nadie se encargaba de tenerla limpia para los visitantes, amaneció cubierta por una marea de plásticos. No pude evitar ponerme a llorar y decidí que era urgente tomar partido», cuenta.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Poncho, collar y sandalias de tiras de Etro y colgante de Pilar Rico.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Decidida a poner el acento sobre la responsabilidad medioambiental que la industria de la moda tiene, la modelo hace suya la frase de Jacques Cousteau: «La única y verdadera esperanza de la especie humana es el mar».

El simple hecho de pasear junto a la orilla del mar y sentir el roce del agua en los pies es suficiente para que a Blanca Padilla (Madrid, 1995) se le ilumine la cara. Ha pasado el día trepando entre las rocas rojizas de la playa ibicenca de Cala Conta durante la sesión de fotos que ilustra este reportaje y, lejos de notar cansancio, reconoce que se siente revitalizada. «El mar me transmite una energía muy poderosa. He crecido viendo la fascinación que despertaba en mi madre y cómo se transforma cada vez que está cerca. Le resulta sanador, y a mí me pasa lo mismo», reconoce la modelo.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Chaleco y pantalones de Stella McCartney, top de American Vintage, y pendientes, pulsera y anillo de Olga Prieto.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Contemplar el mar le produce impresión y respeto a partes iguales, de ahí que haya decidido dedicar todos sus esfuerzos a aprovechar su visibilidad como personaje público para despertar conciencias sobre su protección. «Es una fuente de vida fabulosa y no nos damos cuenta de hasta qué punto lo estamos dañando. Recuerdo especialmente el momento en el que fui consciente de esta realidad durante un viaje a un parque natural de México. No era una playa turística y, como nadie se encargaba de tenerla limpia para los visitantes, amaneció cubierta por una marea de plásticos. No pude evitar ponerme a llorar y decidí que era urgente tomar partido», cuenta.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Poncho, collar y sandalias de tiras de Etro y colgante de Pilar Rico.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Decidida a poner el acento sobre la responsabilidad medioambiental que la industria de la moda tiene, la modelo hace suya la frase de Jacques Cousteau: «La única y verdadera esperanza de la especie humana es el mar».

El simple hecho de pasear junto a la orilla del mar y sentir el roce del agua en los pies es suficiente para que a Blanca Padilla (Madrid, 1995) se le ilumine la cara. Ha pasado el día trepando entre las rocas rojizas de la playa ibicenca de Cala Conta durante la sesión de fotos que ilustra este reportaje y, lejos de notar cansancio, reconoce que se siente revitalizada. «El mar me transmite una energía muy poderosa. He crecido viendo la fascinación que despertaba en mi madre y cómo se transforma cada vez que está cerca. Le resulta sanador, y a mí me pasa lo mismo», reconoce la modelo.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Chaleco y pantalones de Stella McCartney, top de American Vintage, y pendientes, pulsera y anillo de Olga Prieto.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Contemplar el mar le produce impresión y respeto a partes iguales, de ahí que haya decidido dedicar todos sus esfuerzos a aprovechar su visibilidad como personaje público para despertar conciencias sobre su protección. «Es una fuente de vida fabulosa y no nos damos cuenta de hasta qué punto lo estamos dañando. Recuerdo especialmente el momento en el que fui consciente de esta realidad durante un viaje a un parque natural de México. No era una playa turística y, como nadie se encargaba de tenerla limpia para los visitantes, amaneció cubierta por una marea de plásticos. No pude evitar ponerme a llorar y decidí que era urgente tomar partido», cuenta.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Poncho, collar y sandalias de tiras de Etro y colgante de Pilar Rico.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Blanca Padilla y su particular cruzada eco por los océanos

Decidida a poner el acento sobre la responsabilidad medioambiental que la industria de la moda tiene, la modelo hace suya la frase de Jacques Cousteau: «La única y verdadera esperanza de la especie humana es el mar».

El simple hecho de pasear junto a la orilla del mar y sentir el roce del agua en los pies es suficiente para que a Blanca Padilla (Madrid, 1995) se le ilumine la cara. Ha pasado el día trepando entre las rocas rojizas de la playa ibicenca de Cala Conta durante la sesión de fotos que ilustra este reportaje y, lejos de notar cansancio, reconoce que se siente revitalizada. «El mar me transmite una energía muy poderosa. He crecido viendo la fascinación que despertaba en mi madre y cómo se transforma cada vez que está cerca. Le resulta sanador, y a mí me pasa lo mismo», reconoce la modelo.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Chaleco y pantalones de Stella McCartney, top de American Vintage, y pendientes, pulsera y anillo de Olga Prieto.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO

Contemplar el mar le produce impresión y respeto a partes iguales, de ahí que haya decidido dedicar todos sus esfuerzos a aprovechar su visibilidad como personaje público para despertar conciencias sobre su protección. «Es una fuente de vida fabulosa y no nos damos cuenta de hasta qué punto lo estamos dañando. Recuerdo especialmente el momento en el que fui consciente de esta realidad durante un viaje a un parque natural de México. No era una playa turística y, como nadie se encargaba de tenerla limpia para los visitantes, amaneció cubierta por una marea de plásticos. No pude evitar ponerme a llorar y decidí que era urgente tomar partido», cuenta.

blanca padilla protagonista portada elle eco
Poncho, collar y sandalias de tiras de Etro y colgante de Pilar Rico.
RAFA GALLAR
PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO