Tu agencia de Comunicación & PR de moda, belleza y lifestyle.

C/Villanueva 16, 2ª planta 28001. Madrid
gallery@galleryroom.es
+34 91 700 16 22

MAEL
cuidado personal

La belleza: ¿nos importa más vernos bien en tiempo de crisis?

La belleza tiene mucha más importancia de lo que creemos en tiempos de crisis y esta necesidad tiene que ver con el “autocontrol”. En épocas de crisis, explica la psicóloga Raquel Vecinos, “nos esforzamos por cuidarnos más para compensar la sensación de pérdida de control que sentimos ante situaciones inciertas”. De ahí que el consumo de productos de belleza y autocuidado aumente en tiempo de crisis, precisamente porque “nos ayuda a recuperar espacios con control que, a su vez, nos dan paz y estabilidad”. Además, el ser humano se encuentra especialmente cómodo en un marco mental marcado por las rutinas, y la pérdida de ciertas rutinas nos obligan a sustituirlas rápidamente por otras que, en este caso, tienen que ver con el autocuidado y el bienestar.

La teoría del pintalabios rojo ‘the lipstick effect‘ explica muy bien esta necesidad por “vernos y que nos vean bien” en “épocas grises“. Nadie hubiera augurado un incremento de las ventas de barras de labios -y, en especial, las de color rojo- en la Gran Depresión de 1929, y el récord de ventas de pintalabios demostraron todo lo contrario. Más recientemente, en la crisis de 2008, se volvió a repetir el mismo fenómeno: las ventas de cosméticos se dispararon un 26,5%, lo que volvió a confirmar que la belleza es la mejor aliada de la mujer en época de crisis, se pintan y maquillan más. Ahora bien, ¿qué ha ocurrido con la crisis del COVID-19? ¿qué la hace tan diferente y especial de crisis previas?

Belleza

La ruptura temporal de lazos íntimos y sociales ha marcado la crisis del COVID-19. “Nos hemos sentido desconectados de nuestro entorno y seres queridos, lo que explica que la necesidad de presentar nuestra mejor `versión´ con los amigos, colegas y familiares con lo que hemos mantenido contacto online a lo largo de estos dos largos meses de aislamiento social”. Además de sentir la imperiosa necesidad de que los demás nos vean bien, lo que explica que el “autocuidado” se haya convertido una tendencia al alza, el COVID-19 nos ha exigido una rutina especial de higiene y cuidado personal. Tanto es así que los productos estrella de estos meses están relacionados con la salud, la belleza y el cuidado personal.

¿Qué otros hábitos de belleza se han sumado a nuestra rutina diaria?

  • El cuidado de la piel: nuestra piel sufre más, no sólo la de las manos, sino también la del rostro, al haber extremado las medidas de limpieza e higiene cada vez que llegamos de la calle. Las mascarillas, los limpiadores e hidratantes para el cuerpo y manos seguirán formando parte estrecha de nuestra rutina diaria de belleza.
  • Home beauty: las semanas de confinamiento nos han forzado a adaptar nuestras rutinas de belleza al hogar. El pequeño electrodoméstico ha sido otro de los protagonistas de esta crisis, desde el recortador de barba, la depiladora de cejas,pasando por el cepillo de limpieza facial o la depiladora eléctrica.
  • Imagen natural: la belleza en esta crisis se viste de naturalidad. El uso de secadores y planchas ha cedido protagonismo frente al secado de cabello al aire.
  • Ingredientes naturales: cada vez más los consumidores dan importancia a los ingredientes naturales en los productos cosméticos y de belleza.

La crisis del COVID-19 ha despertado en nosotros una mentalidad de prevención que tiene mucho que ver con nuestros hábitos alimenticios y estilo de vida saludable que os contaremos en un próximo post en nuestro blog de Gallery Room.

Post a Comment